alhambra

28.03.2009

Paseando entre turistas armados con sus cámaras fotográficas -como yo mismo- me pregunto cuántas miles, millones de fotos se habrán hecho de La Alhambra! Por un momento me inquieta la idea, me siento frente al Pantal y contemplo en sus aguas el reflejo inmóvil de La Torre de Las Damas. Lo entiendo: “haz las tuyas.”
He intentado -con mayor o menor fortuna- huír de las imágenes-postal, buscando aquel motivo, el haz de luz o los encuadres perdidos.
Aquí las expongo para compartir con vosotros las sensaciones que a mí me evocan.

Para Fefa, por tu paciencia infinita, viajar junto a un fotógrafo es detenerse a cada instante.